La 10 del Pirata tiene una panadería familiar en barrio Ciudad de los Cuartetos y pasa la cuarentena extrañando los entrenamientos, el predio y los partidos.


Se levanta mucho antes de que salga el sol. Su laburo es así. Se lava la cara, las manos y las pone a trabajar. La masa va tomando forma de criollos, chipacas, pan francés, facturas y algunas especialidades. Los vecinos de Ciudad de los Cuartetos esperan que la panadería Juampi abra para que ella, Romina Gómez, los atienda con una sonrisa y comprarle los productos recién sacados del horno para disfrutar del desayuno y acompañar las comidas.

Ella misma, la que está encargada de ese negocio que empezaron sus padres hace algunos años, además es la 10 de Belgrano. Es más, es el símbolo del fútbol femenino del club de Alberdi y ¿por qué no? de la Liga Cordobesa. Le dicen la Pepa y, en diálogo con Vía Córdoba, contó cómo está en esta cuarentena que la encuentra alejada de las canchas donde brilla todos los sábados y bien cerca de su “Pana querida”, como le dice cariñosamente.

Esta cuarentena me afectó a trabajar un poco más de mi rutina gracias a Dios y poder ayudar a mi familia en este momento difícil que se está pasando”, cuenta la volante celeste.

Los padres de la Pepa abrieron la panadería como emprendimiento familiar. Hace cuatro años, ella tuvo que hacerse cargo por el fallecimiento del papá y contó cómo se tuvo que acomodar a esta nueva situación familiar y laboral: “Ya venía trabajando con él en la panadería, me enseñó mucho. Me tuve que hacer cargo de todo, fue muy duro. Pero tuve a gente muy importante que considero como mi familia tambien que me ayudó mucho como la familia Zdero que Dios los puso en mi camino, soy una agradecida”.

Además, la situación le tuvo que dar lugar a la capacitación para poder asumir la nueva responsabilidad de estar al frente de un negocio. “Tuve que estudiar , hacer cursos si quería salir adelante ese era el camino. Porque me gusta mucho lo que hago y le dedico mucho tiempo. La “pana” queda en barrio Ciudad de los Cuartetos , ahí es donde yo vivo”, dijo la Pepa Gómez. Y enseguida se soltó contando que los criollitos son su especialidad. “Los de hojaldre son una bomba, je. Dicen que me salen ricos, así me me mienten los clientes”, dijo en broma la futbolista panadera.

Romina Gómez, la 10 de Belgrano, tiene una panadería y su especialidad, además de jugar al fútbol, son los criollitos

Es que en el barrio siempre le preguntan si sigue jugando y ella, orgullosa les contesta afirmativamente. Y, en la charla, cambia de frente como hace dentro del campo de juego. Ella sola saca el tema: “Extraño mucho ir al predio, entrenar con las chicas y jugar. Ojalá volvamos pronto”.

Las chicas del plantel celeste, multi campeonas de la Liga Cordobesa, siguen con un plan de trabajo. “Todas las semanas las profes nos mandan trabajos para hacer, también trabajar en grupo, están muy encima de nosotras para mantenernos motivadas”, afirmó la Pepa.

Sus más de 10 años jugando en la primera de Belgrano, ganando todo lo que jugó, alguna convocatoria fugaz a la Selección cuando era más chica y algunos partidos en Boca hicieron que la Pepa Gómez se convierta en una jugadora muy admirada en la Liga Cordobesa.

Ella lo sabe pero, como siempre, no se la cree y mantiene el perfil bajo al hablar de su momento: “Creo que siempre fui igual no ha cambiado mi forma de ser y eso caracteriza a las personas. En muchos casos me da vergüenza que me digan cosas o, por ejemplo estar en algún lado y pongan goles míos o algún videito. Me muero de la vergüenza y le digo que lo cambien, no sé. Me pasa eso”.

Romina Gómez es, sin dudas, la figura de Belgrano en el torneo femenino de la Liga Cordobesa desde hace varios años.

A meses de cumplir 30 años, la Pepa Gómez mantiene sus sueños dentro de su pasión del fútbol. “Creo que tengo las mejores expectativas. Sueño con que podamos ser profesionales, que nuestra liga sea la mejor. Tenemos grandes jugadoras en Córdoba, y mi otra meta es con Belgrano. Que podamos jugar el torneo de AFA, que sigan apostando al fútbol femenino”, afirmó la 10 del Pirata.

Y cerrando, la referente de fútbol del Celeste cordobés, dejó su mensaje para las chicas que apuestan por el fútbol: “Siempre les digo que no dejen de hacer lo que más les gusta, que lo disfruten, que sean felices. Que con esfuerzo, sacrificio y humildad sobre todas las cosas pueden alcanzar todos los objetivos que se propongan , pero que no dejen de intentarlo que todo llega”.




Comentarios