Se comercializaron unas 71.460 unidades, contra las 94.441 del año pasado.


La comercialización de vehículos usados tiene una buena y una mala en este 2020, en Córdoba. La buena es que en el mes de junio las ventas subieron un 11 por ciento con respecto a igual mes de 2019. Mientras que la mala es que en el acumulado de los primeros seis meses del año las ventas cayeron un 24 por ciento en comparación al año pasado.

Según informó la Cámara del Comercio Automotor durante junio se comercialiaron unas 16.342 unidades en la provincia de Córdoba, mientras que en el mismo mes de 2019 se contabilizaron 14.772 transferencias, según se desprende los datos preliminares de los Registros de Propiedad Automotor.

Por su parte, en el primer semestre del año, la cantidad de operaciones realizadas en el territorio cordobés se ubica en 71.460 unidades, un 24% menos que en el mismo período de 2019 cuando se registraron 94.441.

“La apertura de los salones permitió retomar el ritmo de la actividad. En mayo 12 días el sector no tuvo actividad, 13 lo hizo bajo la modalidad delivery y seis días con atención en salones. En junio se concretaron operaciones rezagadas de mayo, ya que recién la última semana se abrieron los locales, facilitando avanzar en operaciones iniciadas de manera online”, indicó, Ariel Ruiz, presidente de la CCAC. 

En este contexto, en el cual se registra escasez de algunas unidades 0km y una brecha de precios interesante entre usados y 0km, la demanda se mantiene, generando buenas oportunidades de compra.

“El sector automotor, fundamentalmente el 0km, requiere la normalización de la producción y regularización de importación tanto de autopartes como de vehículos, acompañado de un plan de incentivos para recuperar el mercado perdido a fin de otorgar más dinamismo al sector, ya que la fábrica de usados son las ventas de 0km”, añadió.




Comentarios