El proyecto sería tratado esta semana en el Concejo Deliberante.


La Municipalidad de Córdoba promueve un proyecto de ordenanza, para declarar al “emergencia” del sistema de transporte urbano de pasajeros que, desde el 1 de julio, realiza un paro total por tiempo indeterminado en reclamo del pago de deudas salariales.

El secretario de Gobierno del municipio capitalino, Miguel Siciliano, manifestó esta este martes que “el sistema de transporte de Córdoba está quebrado”, y que “la única posibilidad de recuperarlo es mediante el debate y el rediseño en el marco de una emergencia” declarada por el Concejo Deliberante.

El funcionario precisó que en junio de 2019 se habían cortado 13.849.785 boletos, mientras que en junio de este año el corte fue de 1.723.712 boletos, lo que implica una reducción del 87,5% como consecuencia de la emergencia sanitaria.

“Son cifras que claramente nos está diciendo que el transporte el Córdoba está fundido”, aseveró Siciliano y añadió que “no hay presupuesto, ni subsidios que puedan sostener esa situación” y que “es necesario el esfuerzo de todos para recuperarlo”.

Al respecto, el funcionario explicó que el proyecto de ordenanza, que promueve el intendente peronista Martín Llaryora, tomará estado parlamentario en el curso de esta semana y que, entre los principales puntos, impulsa la reducción de la jornada laboral de los trabajadores del servicio urbano de pasajeros y la reducción salarial al 88%, además de los recortes en recorridos, corredores y frecuencias.

Si bien afirmó que la propuesta tiene el estatus de un “plan de contingencia” por la emergencia sanitaria ante la pandemia de coronavirus, dijo que el sistema de transporte en Córdoba “necesita un profundo debate para su reestructuración y transformación”.

Asimismo, aseguró que la iniciativa “garantiza la fuente laboral” de casi 3.000 trabajadores del transporte de las cuatro empresas (Aucor, ERSA, Coniferal y Tamse) y de los 400.000 usuarios, promedio, que diariamente utilizan el servicio en la capital de Córdoba.

La titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Córdoba, Carla Esteban, anticipó este martes a los medios locales que el sector “rechaza” el proyecto y que “no se va a ceder un peso de reducción salarial”, al tiempo que ratificó la continuidad del paro por tiempo indeterminado en reclamo del pago salarial de junio y el medio aguinaldo.

Toda la provincia de Córdoba se encuentra sin transporte público de pasajeros, ya que el transporte interurbano, también por reclamo de deudas salariales, se encuentra paralizado desde el 13 de abril, y hoy se cumplen 93 días sin prestar servicios a los usuarios del Gran Córdoba y localidades del interior.




Comentarios