En relación al homicidio de Blas Correas, pidió "respeto" por la familia de la víctima, por la investigación y por lo policías implicados.


Alfonso Mosquera, ministro de Seguridad de Córdoba, remarcó que “no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía“, respecto de la investigación por la muerte del adolescente Blas Correas durante una persecusión policial.

“El Ministerio de Seguridad proporcionará todos los elementos necesarios para esclarecer el hecho, que en su gran mayoría tiene ribetes por dilucidar”, expresó el Ministro en diálogo con Cadena 3.

Y pidió respeto por la familia del joven, por la investigación y también por los agentes implicados: “Tienen derecho a la defensa”, argumentó.

“Siempre he sido critico de las crónicas que acusan a la mañana, juzgan a la tarde y condenan a la noche”, graficó Mosquera.

Consultado sobre el protocolo de la Policía para la utilización del arma reglamentaria aclaró que, sin hablar sobre este caso en particular porque es parte de la investigación, “es la última opción de los agentes”.

“Debe ser utilizada cuando está en serio riesgo inminente y latente la vida de sí mismo o terceras personas. Es para apelar ante un ataque inminente”, subrayó. Y admitió que su uso “es uno de los grandes desafíos de las fuerzas policiales”.

“Hace poco tiempo un exceso policial en Estados Unidos, una de las fuerzas más preparadas y calificadas, provocó la conmoción internacional. Eso pone a las claras la necesidad de profundizar los procesos de formación policial, y Córdoba no es la excepción”, contextualizó.




Comentarios