El adolescente murió por una bala policial, en la espalda.


Siguen avanzando las investigaciones en torno a una nueva víctima de la violencia policial y estatal en Córdoba, con la muerte de Valentino Blas Correa, de apenas 17 años.

En las últimas horas se conocieron los resultados de la autopsia practicada en su cadáver, que arrojó la conclusión de que el chico perdió la vida por una herida de bala por la espalda, disparo que fue efectuado a sangre fría por un efectivo de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Por este crimen están arrestados los agentes Lucas Gómez de 35 años y Javier Alarcón de 31, quienes ya reconocieron que dispararon cuatro veces contra el vehículo Fiat Argo, en el que el chico iba con otros amigos, en la noche del miércoles.

Ahora quedan pendientes los resultados de las pericias para establecer cuál fue el arma de la que partió el proyectil que ingresó por uno de los omoplátos del infortunado joven.

También se buscan datos de una presunta maniobra de encumbrimiento que habrían realizado minutos después para tratar de entorpecer la búsqueda de la verdad.




Comentarios