Desde hace dos años, y por los trabajos que se realizan en la Mujer Urbana, esas calles tienen mano única. Al borde de ser finalizadas las obras, qué pasará. 


Hace casi dos años, cuando comenzaron las obras de la Mujer Urbana para terminar el Anillo de la Circunvalación, la Municipalidad de Córdoba decidió otorgar a una serie de calles alrededor de ese sector de la ciudad una serie de modificaciones en su sentido de circulación.

Se les dio sentido único a un tramo de la Recta Martinoli, hacia la avenida Pedro Laplace y a Gauss, debido a los cambios en la Mujer Urbana, en el marco de la ampliación de la Circunvalación.

Con la finalización de esta obra, el lunes pasado, las autoridades de Tránsito municipal resolvieron sostener estas modificaciones, incluso en el interior de barrio Villa Belgrano y, además, solicitarán a la Provincia la repavimentación de este sector.

La Municipalidad detectó que se mejoraba la conectividad y disminuido el tiempo de circulación.

Sobre todo porque Laplace pasó a contar con cinco carriles y no los dos que se usaban con antelación, los que generaban largas colas y congestiones, principalmente en las cercanías del sanatorio Allende Cerro.

Algo similar habían detectado en el tramo de la Recta Martinoli con mano a Gauss, donde se sumaron carriles.

Aunque también surgieron desde ese momento inconvenientes, ya que los automovilistas ganaron velocidad.

Es por ello que con la obra terminada de la Mujer Urbana, se informó desde la Municipalidad que se sostendrán las lomadas y los semáforos para evitar que los conductores que tomen estas arterias superen los 60 kilómetros por hora, según señala La Voz.




Comentarios