Tiene 11 años y es escolta en el último año de la primaria. Todos los días sale con su bicicleta a vender los churros. También es escolta de la bandera en su escuela.


Nelson es un chico de 11 años que vive con su familia en Santo Tomé Corrientes, tiene la particularidad de estar terminando la primaria y dedicarse a vender churros para financiarse desde su cumpleaños hasta comprarse una bicicleta.

Su familia humilde está compuesta por sus padres y otros cuatro hermanitos, viven el barrio 26 viviendas al Sur de la ciudad. Cursa el sexto grado en la escuela primaria 311 y sus buenas calificaciones lo llevaron a convertirse en escolta de la bandera Argentina.

La mamá cocina 70 churros por la tarde y luego Nelson lo distribuye entre los vecinos del barrio, siempre bajo la atenta mirada de sus padres y hermanos. Hace dos años, juntó latitas que veía tiradas, las cambió por dinero y así consiguió los productos para festejar su cumpleaños número 9.

Nelson y su bicicleta nueva comparada con la venta de churros.

Su último objetivo fue la compra de una bicicleta, cosa que lo pudo lograr fruto al esfuerzo y la confianza de los clientes que apoyan a este chico que no ve las horas que termine la vida el coronavirus para poder lucirse como escolta de su escuela.

Contando lo producido por las ventas de los churros.

Por la tarde Nelson sale con 70 churros de su casa y vuelve con todo lo producido por la venta. “Tenemos más pedidos, pero no lo podemos realizar porque solamente tenemos una cocina normal. Nos gustaría conseguir una freidora para vender más” contó su padre a Misionesonline.net




Comentarios