Ocurrió en el barrio Laguna Brava, la premura del accionar de los efectivos les permitió salvar la vida de la nena.


El miércoles a las 20,30 horas la policía de Corrientes recibió el pedido de auxilios de vecinos del barrio Laguna Brava, una mujer solicitaba ayuda manifestando que trasladaba a un bebé que no poseía signos vitales. Este barrio es uno de los más alejados de la zona céntrica de la Capital.

Hospital Pediátrico Juan Pablo II donde fue trasladado un bebé de cuatro meses.

Se trataba de una criatura que 4 meses de vida. Los oficiales le practicaron RCP hasta que lograron estabilizarla y trasladarla al Hospital Pediátrico de la Capital. El accionar rápido les permitió llegar con la beba hasta el nosocomio.

“Al llegar al lugar entramos al hospital con la criatura que nuevamente habría perdido los signos vitales, pero con el actuar rápido de la doctora que nos recibió, se pudo estabilizar a la bebé, poniendo a salvo la vida de la misma. A todo esto la madre agradeció infinitamente ya que sin nuestra ayuda no hubiese podido lograrle”, testimonió una de las uniformadas que participó del operativo.




Comentarios