Fue el sábado por la noche y ocurrió en Laguna Sotos. Unas trescientas personas estaban participando del evento. Solo los organizadores y el sonidista están imputados en una causa penal.


El sábado por la noche la policía de Corrientes acudió a una quinta en las afueras de la Capital de Corrientes y desbarató una fiesta que tenía como participantes a unas 300 personas. Todo se originó por una denuncia de vecinos al 911. En la fiesta se encontró numerosa cantidad de bebidas alcohólicas.

Desde el momento que se habilitaron las reuniones entre “amigos” todos los fines de semana se descubren fiestas clandestinas. También es verdad que los barrios privados y las quintas a las afueras de la ciudad suelen ser el lugar propicio para el desarrollo de las mismas.

La policía tuvo que desmantelar una fiestas de trescientos personas.

En principio hay tres personas imputadas por la organización del evento que serían los dueños de casa y quien fue contratado para colocar el sonido de la fiesta que se desarrolló en Laguna Soto. Esto se tramita por el juzgado correccional número 1 de la Capital.

Según información publicada por Radio Dos la fiesta habría sido organizada por una persona conocida en el ambiente de la música electrónica. L entrad al predio tenía un costo de mil pesos por persona y las invitaciones se realizaron de manera privada por las redes sociales.




Comentarios