Esa fue la definición que remarcó el primer mandatario correntino sobre el decreto presidencial que prohíbe los encuentros sociales. En la provincia se descuenta que no habrá acompañamiento a dicho instrumento.


En la provincia de Corrientes todo indica que no se acatará el Decreto de Necesidad y Urgencia dispuesto por el presidente de la Nación que suspende los encuentros sociales. En el mediodía del martes el gobernador de la provincia calificó al decreto como “contradictorio”.

Gustavo Valdés calificó como “contradictorio” al DNU presidencial.

Gustavo Valdés remarcó que “vamos a seguir acompañando las decisiones que tome el Gobierno Nacional” y aceptó de la existencia de un relajamiento del distanciamiento social y obligatorio por parte de la comunidad.

Pero se diferenció del gobierno nacional, “es un decreto contradictorio, yo coincido con el presidente de la Nación, la gente no tiene que tomar a la ligera la pandemia. Vimos el último fin de semana relajamiento, hay gente que se está relajando” dijo en rueda de prensa el gobernador de la provincia.

Una de las críticas del primer mandatario fue que “el decreto presidencial nos tomó por sorpresa porque veníamos trabajando coordinadamente con el Gobierno nacional con las fases, haciendo un gran esfuerzo con los intendentes” dijo Valdés.




Comentarios