Luis Alberto Salazar se desempeñaba como responsable de la seccional de Capioví.


La Justicia de Puerto Rico ordenó la detención del Comisario, Luis Alberto Salazar, ex jefe de la comisaría de Capioví, imputado en la causa que se investiga el robo y venta de autopartes y repuestos de automóviles y motocicletas, que fueron secuestrados en procedimientos policiales en aquel municipio.

El comisario fue acusado de “hurto agravado, negociación incompatible con sus funciones e incumplimiento de deberes” en su carácter de servidor público. Además, este pasado fin de semana, la Jefatura de Policía, ordenó su pase a disponibilidad, siendo aparatado de la fuerza.

También fueron puestos a disponibilidad, un sargento y una cabo primera de policía, que cumplían funciones en dicha seccional.

El juez de Instrucción de Puerto Rico, Manuel Balanda Gómez ordenó en las últimas horas la detención del Comisario acusado, hecho que ocurrió en la mañana del miércoles, a fin de evitar el entorpecimiento de las investigaciones en la causa.

El acusado fue alojado en la comisaría de Ruíz de Montoya y será indagado por el juez de la causa. Su abogado ya presentó un pedido de excarcelación, circunstancias que deberá resolver el magistrado en las próximas horas.




Comentarios