Para fin de mes está prevista la habilitación comercial del complejo fotovoltaico.


Por estos días se trabaja en los últimos ajustes para de inmediato dar inicio a las “pruebas en caliente” del sistema del complejo fotovoltaico Parque Solar Cauchari, situado en plena Puna jujeña.

Ello daría paso, finalmente, a su habilitación comercial, que en junio último había sido anunciada para el 20 de julio, pero tras nuevas postergaciones ahora está  programada para antes de que finalice agosto.

Así lo confirmaron Guillermo Hoerth, presidente de la estatal Cauchari Solar, y el director técnico del proyecto, Guillermo Gilart, al anunciar que las pruebas en caliente, con el consecuente inicio de la inyección de energía al Sistema Argentino de Interconexión (SADI), comenzarán el próximo sábado 15 y demandarán entre diez y quince días.

Las empresas contartistas de obra son Power China y Shanghai Electric Power Construction Ltd.

Está previsto que esta semana “terminan los trabajos de interconexión de la estación trasformadora de la planta con la Estación Seccionadora ‘Altiplano’“, explicó Gilart respecto al proceso programado para la energización del sistema del Parque.

“Primero se va a energizar la subestación y luego la planta fotovoltaica”, puntualizó.

Como parte del procedimiento que se debe cumplimentar, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) dispuso formalmente la maniobra de interconexión con la Estación Seccionadora ‘Altiplano’.

La empresa administradora culminó su puesta en marcha industrial el 18 de julio, con lo que recién desde ahí se pudo avanzar en los respectivos trabajos que derivan en las operaciones que se concretará esta semana.

Finalizada la interconexión comenzarán las pruebas que implicarán energizar la estación transformadora de Cauchari y dejarla en tensión entre 48 y 72 horas, para luego a poner en funcionamiento la planta fotovoltaica y que los paneles solares comiencen a producir energía, explicaron los ejecutivos de Cauchari Solar.

En los próximos días se realizará las pruebas más importantes previo a la puesta en servicio definitiva de las instalaciones construidas en Cauchari.

Sobre los beneficios directos e indirectos del Parque Solar, reseñaron que el más importante es que ya está asegurada por 20 años la venta total de la energía a producirse, a partir del contrato firmado con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Camesa), que regirá desde la habilitación comercial del Parque.

A la par de las ganancias netas que generará la planta para la provincia, que estiman “de entre quince y veinte millones de dólares por año”, también resaltaron el “gran impacto” que tendrá “el clúster científico tecnológico en creación a través del proyecto en relación al sector”.

Hoerth aseguró que el proyecto hará “visible internacionalmente a Jujuy y mostrará el potencial que tiene la provincia atrayendo nuevas inversiones”.

El Parque Solar, conformado por los proyectos Cauchari I, II y III, de 105 megavatios de potencia instalada cada uno, se encuentra en el departamento puneño Susques, a 278 kilómetros de San Salvador de Jujuy y a unos 4.000  metros de altura, en un predio de unas 800 hectáreas.




Comentarios