Advirtió que el kit de medicamentos armado por el COE "no es la cajita feliz".


“Puede haber habido un exceso de mi parte”, reconoció el gobernador Gerardo Morales a dos días de haber pedido a los jujeños que en caso de experimentar síntomas compatibles con COVID-19 “le metan” al antibiótico y otras fórmulas medicamentosas para el tratamiento de dicha enfermedad.

Durante la emisión del informe N° 154 del Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial, el mandatario optó por “bajar un cambio” -como suele expresar él mismo- y advertir sobre los riesgos de la automedicación, como así también reposicionar el rol del profesional médico en la administración de medicamentos.

Dijo también que el kit de medicamentos para tratar COVID-19 de que disponen los equipos de salud “no es la cajita feliz” y aclaró que “es una herramienta que estará en los puestos de salud”.

“La solución a la pandemia será la vacuna que posiblemente tengamos a disposición en enero, según nos informó el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García”, puntualizó.

Asimismo, remarcó que tanto antibióticos como corticoides  “deben ser suministrados bajo prescripción médica” y remarcó que “es el médico el responsable de resolver situaciones de salud”, volviendo de esta manera sobre sus pasos o sus dichos, que tanta repercusión tuvieron en los últimos días.




Comentarios