El ministro de Trabajo y Empleo salió al cruce de versiones de que el Gobierno provincial hubiese autorizado a 45 niños a trabajar en el campo 


El ministro de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz, desmintió que la Provincia haya autorizado a 45 niños trabajar en el campo, como trascendió en algunos medios, y aseguró que “no hay denuncias ni casos registrados” relacionados con el trabajo infantil en Jujuy. Al mismo tiempo asintió que hay “cinco casos de niños y jóvenes que trabajan en teatro, televisión, modelaje o música” encuadrados en la legalidad.

En una comunicación oficial, la cartera laboral había aseverado que “este Gobierno no avala el trabajo infantil”, puntualizando en cambio que “niños de 10, 11 y 12 años fueron autorizados por sus padres y autoridad de aplicación para fotografías de modelaje para una marca de indumentaria, en el marco de la Ley Nacional 26390 de prohibición del trabajo infantil y protección al trabajo adolescente, el Convenio 137 de la Organización Internacional del Trabajo y disposiciones de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI)”.

“En Jujuy no hay casos detectados o denuncias de trabajo infantil en este año”, afirmó Cabana Fusz en referencia a la información que circuló los últimos días sobre el empleo de mano de obra infantil en el sector tabacalero y otras plantaciones, en el textil y otros grupos comerciales.

El Ministro destacó además las “acciones de prevención” que se realiza en la provincia, principalmente en las zonas de producción agrícola, donde “en otros tiempos se presentaba ese tipo de situaciones”.

“Hay toda una tarea de esclarecimiento y acciones de concientización en lugares donde creemos que puede haber algún intento de trabajo infantil, que permanentemente se vincula con lo cultural, la pobreza o la falta de ingresos de un grupo familiar”, indicó.

Por otro lado, refirió que en la provincia “existe el trabajo adolescente como en todo el país, para aquellas personas que tienen 16 y 17 años y que están a un paso de la formalización y de ejercer sus derechos como trabajadores”.

Aclaró que los jóvenes trabajan “con autorización de sus padres” y que los menores de 16 años “sólo desarrollan actividades de nivel artístico, como el modelaje o una participación para la televisión, y siempre que no sea un trabajo de riesgo”.

“Cuando se detecta trabajo infantil lo primero que se hace es denunciar al dueño por llevar adelante un contrato ilegal, porque no se puede contratar menores. Luego iniciamos el trabajo de contención apartando al niño y a su familia hacia centros especializados”, explicó el funcionario.




Comentarios