Detras de cada unidad de transporte de "La Cooperativa" hay una historia de sacrificio signada por la incertidumbre.


Los choferes de La Cooperativa de transporte automotor La Calera hablaron con Via La Calera sobre el difícil momento que atraviesan tras 109 dias de paro. No solo mantienen un conflicto gremial sino que, el Gobierno Provincial decidió que no trabajen por medidas sanitarias.

La Calera: colectivo preparado para transitar en la “nueva normalidad”

Si bien la Cooperativa mantuvo el pago de sus haberes hasta hoy, no cobran horas extras, viáticos ni premios. Solo perciben el básico. Para esto se utilizan los subsidios que la empresa recibe, lo cual no es suficiente. Para cubrirlos, toman créditos de los bancos. Esto lleva a un estado de endeudamiento que será dificil afrontar.

La Calera: choferes frente a la oficina de Calcita.

Sin embargo los choferes no bajan los brazos y decidieron reinventarse. Algunos optaron por la venta de huevos, pollos o indumentaria como forma de generar ingresos extras, y en ocaciones, las esposas decidieron salir a trabajar para paliar la economia hogareña.

La Calera: cabina del chofer aislada.

Al ser consultados sobre si pudieron acceder a la ayuda que brinda el gobierno manifestaron: “No recibimos el ATP porque no somos empleados en relación de dependencia, todos somos monotributistas”

La Calera: asientos distribuidos respetando la distancia.

No se avisora a simple vista que el transporte interurbano vuelva a circular a corto plazo. Sin embargo, la empresa tiene listas las unidades para ajustarse a la nueva normalidad. “Tenemos muchas ganas de volver, extrañamos el trato diario con el pasajero y los compañeros, no estamos cómodos en nuestras casas pero entendemos también los riesgos de contagios”.




Comentarios