Jorge Gómez murió por un derrame cerebral consecuencia de las quebraduras del hueso temporal izquierdo y de la base del cráneo.


El karateca que atacó a golpes a un taxista en Ensenada le partió el cráneo con sus puños en dos partes, reveló la autopsia al chofer Jorge Gómez.

El diario Clarín tuvo acceso al informe que revela que la víctima murió por un derrame cerebral consecuencia de las quebraduras del hueso temporal izquierdo y de la base del cráneo.

Esteban González, el agresor de Jorge Alberto Gómez, cuando salía este viernes en libertad de los Tribunales de La Plata. (Foto: Mauricio Nievas)

Según la descripción que los peritos enviaron al fiscal que interviene en el caso, Juan Menucci, fueron al menos ocho los puñetazos que aplicó el atacante a la víctima. Y derivaron en severos traumatismos y derrames “encéfalo craneanos graves”.

Es como si en sus manos hubiera tenido un martillo. Donde impactó, lo fracturó. Al costado de la cabeza (zona parietal), arriba de la oreja y en la base del cráneo, donde se une con la columna vertebral”, explicó al mismo medio un especialista.

Jorge Gómez tenía 52 años y más de 25 como chofer.

Esteban González Zablocki está detenido desde el sábado, acusado de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía. Es un delito que establece una pena de prisión perpetua.




Comentarios