Así lo confirmó el presidente del "Lobo", Gabriel Pellegrino. El "Diez" duró apenas ocho fechas al mando del conjunto de La Plata.


Diego Maradona dejó de ser el entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, confirmó este martes el presidente de la institución, Gabriel Pellegrino.

Maradona ya no es el DT de Gimnasia. Tampoco sigue (Sebastián) Méndez, Adrián González y el resto del cuerpo técnico”, anunció Pellegrino en declaraciones a La Red.

“Maradona dijo que si no había unidad renunciaba. Él y su gente intentaron que el club esté unido. La unidad fracasó, hay listas, el sábado hay elecciones y cualquiera de ellos dos (los candidatos a presidentes) va a elegir un técnico”, explicó Pellegrino.

En un principio se barajó la posibilidad de que el “Diez” continúe hasta fin de año. Sin embargo, esto no será así. Los técnicos de la Reserva Martini-Messera se harán cargo interinamente del equipo desde esta tarde, y dirigirán el partido del domingo ante Arsenal por la Superliga.

Maradona duró apenas ocho fechas al mando del “Lobo” y su rendimiento no fue el esperado: logró nueve puntos de 24 posibles, producto de tres victorias y cinco derrotas.

A falta de diez jornadas para el cierre de la Superliga, Gimnasia ocupa el antepenúltimo puesto del certamen (10 puntos) y se encuentra último en la tabla de promedios para el descenso.

El mensaje de Maradona

Maradona utilizó su cuenta de Instagram para explicar los motivos de su alejamiento de Gimnasia de La Plata.

“Tomo esta decisión con todo el dolor del alma, porque el presidente Gabriel Pellegrino no va a presentarse en las próximas elecciones. Sinceramente me sorprendió que no lo haga. Conversé con él, y luego de escucharlo, tengo que dar un paso al costado. Yo sentí que todos juntos, los empleados del club, mi cuerpo técnico, los médicos, utileros, dirigentes, la gente, y sobre todo estos jugadores, que dejaron la piel en cada partido, estábamos encontrando el camino para que Gimnasia se quede en Primera”, escribió.

Y continuó: “Este era el momento de continuar con el proyecto, de buscar los refuerzos necesarios. Por eso mantuvimos la ilusión hasta último momento, porque en cada charla que teníamos con el presi, coincidíamos en que hubiese unidad, para buscar todos juntos el objetivo soñado. Pero lamentablemente no pudo ser. Desconozco el por qué. Ojalá que al que le toque conducir al club, pueda continuar con el trabajo que comenzamos, y logre mantener a Gimnasia en donde merece estar”.

Por último, destacó que “nunca” va a olvidar “ese primer entrenamiento”, cuando volvió “a entrar a una cancha del fútbol argentino”.




Comentarios