El "Diez" dirigió ocho fechas al conjunto de La Plata. No obtuvo buenos resultados, pero en su corta estadía revolucionó el fútbol argentino.


Diego Maradona dejó de ser el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata luego de que fracasara el intento de unidad de las distintas agrupaciones que participarán de las elecciones del club. La aventura del “Diez” en el “Lobo” duró 72 días. En total, dirigió ocho partidos y apenas logró nueve puntos de 24 posibles.

El regreso de Maradona al fútbol argentino revolucionó a La Plata. Su presentación fue el domingo 8 de septiembre ante un Estadio del Bosque repleto, que explotó al ver al campeón del mundo con Argentina en 1986 con los colores azul y blanco.

El comienzo de Maradona en Gimnasia no fue fácil: cosechó tres derrotas consecutivas. En su debut en el banco de suplentes, perdió 2-1 ante Racing como local. Luego, cayó por el mismo resultado ante Talleres en Córdoba. Y en la fecha 8, sucumbió 2-0 ante el poderoso River, partido que quedará en el recuerdo por su sentido abrazo con Marcelo Gallardo.

La primera alegría llegó en Mendoza, con un contundente triunfo por 4-2 ante Godoy Cruz. El astro del fútbol consiguió sus primeros tres puntos al frente del cuadro platense y lo festejó a puro baile en el vestuario.

Pero la felicidad duró poco. Es que en el siguiente jornada volvió a caer: 1-0 ante Unión en La Plata. Sin embargo, el “Lobo” se recompuso con una goleada por 4-0 ante Newell’s en Rosario, donde Maradona tuvo una recepción espectacular que incluyó un trono

Luego llegó el esperado clásico platense ante Estudiantes. El “Lobo” estaba entonado pero el encuentro lo terminó ganando el “Pincha” por la mínima. En el entretiempo, Maradona tuvo un duro cruce con Gastón Fernández.

El último partido de Maradona al mando de Gimnasia fue el 10 de noviembre ante Aldosivi en Mar del Plata. “Pelusa” se despidió con una sonrisa, ya que ese día los “Triperos” ganaron 3-0.




Comentarios