Es el caso por el que se investiga el hallazgo de dos vecinos que transitaban, el domingo por la noche, en la esquina de Sarmiento y Paraguay. Percibieron un olor nauseabundo y alcanzaron a ver unos perros que estaban comiendo un cuerpo.


Es el cuerpo encontrado el domingo por vecinos mientras era devorado por perros. El pequeño había tenido sus pulmones funcionando al momento de morir. La madre ya estaría identificada. El caso se encuentra investigado bajo la carátula de Homicidio.

La autopsia que se le practicó al cuerpo del neonato confirmó que el cordón umbilical se encontraba “perfectamente cortado”. “El nene nació y murió luego”, expusieron desde la ciudad de Aimogasta, desde donde no salen de la conmoción luego del hecho registrado el domingo pasado.

En las últimas horas, un testigo se habría presentado en la comisaría de Aimogasta brindando datos de la supuesta mujer, responsable del hecho. Sería mayor de edad y se realizarán allanamientos durante el día.





Comentarios