Después del procedimiento de las PASO por el cual el edificio de la Legislatura estuvo ocupado, este jueves deberían los Diputados de la provincia haber concurrido para sesionar, pero no lo hicieron.


Sólo siete de los 36 miembros que conforman el cuerpo legislativo concurrieron hoy al recinto.

Sin quórum, la sesión fue levantada, por que algunos de los diputados presentes manifestaron su malestar: “no dieron respuesta y ni siquiera hubo reunión parlamentaria para tratar un orden del día, más allá de las especulaciones por la interna partidaria que atraviesa al oficialismo, no puede la Legislatura perder oportunidad de debatir y resolver sobre problemáticas urgentes que afectan a los ciudadanos y otras que hacen a la calidad de vida”, señaló la diputada Sonia Torres.

La legisladora afirmó que sólo desde su bloque unipersonal en la Cámara son más de 15 los proyectos que esperan dictamen por parte de las comisiones respectivas y anticipó que formalizará un pedido para que se agilice su tratamiento ante el contexto electoral y la interna en el partido gobernante que pone en evidente riesgo que la Legislatura logré reunirse con normalidad en los meses que siguen, hasta superadas las elecciones del 27 de octubre.

Asimismo, reflejó que en forma conjunta con otros bloques también están pendientes de resolución numerosos pedidos de informes para distintas áreas relacionados con temas de peso, entre ellos, la necesidad de clarificar graves denuncias y aportar respuestas a situaciones acuciantes.





Comentarios