Trabajadores precarizados del Registro Civil iniciaron este martes un paro de brazos caídos para reclamar el pase a planta permanente.


Al igual que lo sucedido en las últimas semanas con precarizados de otros organismos provinciales, ahora son los trabajadores del Registro Civil los que salieron a exigir estabilidad laboral.

En ese marco, los precarizados de este organismo asisten a sus lugares de trabajo pero no prestan servicio. “Nos autoconvocamos a una asamblea para determinar nuestra situación. Necesitamos que el Gobernador nos escuche, fueron varias las veces que presentamos un listado de trabajadores precarizados, tanto a nuestro director como al ministro y ahí murió el reclamo, en el Ministerio (de Gobierno)”, señaló Leonardo, uno de los precarizados que iniciaron paro.

El trabajador informó que en 2016 el gobernador Sergio Casas visitó el Registro Civil y que prometió “mejorar la situación” de los precarizados. “Ya estamos cansados de las mentiras de los Ministros y queremos una solución. Sentimos que este es el momento para volver a reclamar, si no es hoy no va a ser nunca. En 2016 el Gobernador vino, al Registro Civil a visitarnos y ahí se comprometió a mejorar nuestra situación precarizado y hasta ahora nosotros seguimos esperando. Queremos que el Gobernador nos escuche, nos dé una solución. Con el ministro ya hablamos y lamentablemente quedó en la nada el tema”, afirmó. 

Los precarizados del Registro Civil dicen contar con el apoyo de sus compañeros de planta. Según Leonardo, en la Casa Central son 30 las personas con un empleo precarizado a los que se suman otros 30 que prestan servicio en las distintas sedes del interior provincial.




Comentarios