Por Economía Riojana


La recaudación provincial de impuestos logró una importante recuperación en agosto al registrar un incremento del 39% con respecto al mismo mes del año anterior.

Según datos de la Dirección General de Ingresos Provinciales (DGIP) a los que economiariojana tuvo acceso, en agosto se recaudaron en La Rioja $270.046.762 (más de $270 millones) en recursos tributarios de origen provincial, lo que determinó una suba del 39% con relación al mismo mes de 2018.

Este 39% de incremento interanual logrado en agosto contrasta fuerte con la suba del 20% que la Provincia obtuvo en julio (se recaudaron $230 millones). Es decir, casi se duplicó el porcentaje de aumento entre un mes y otro, siempre en la comparación interanual.

La explicación de esta recuperación es el régimen de moratoria que la DGIP lanzó a partir de agosto. Se trata de un Régimen Especial de Pagos que cuenta con importantes beneficios y que está vigente hasta el próximo 31 de octubre.

Pese a esta importante recuperación, la recaudación impositiva de agosto volvió a quedar por debajo de la inflación que en el mismo período alcanzó el 56,3%. Esto quiere decir que, en términos reales, se produjo una caída del 17% en la recaudación provincial de impuestos.

El esquema tributario de La Rioja está compuesto por lo que la Provincia recauda a través de cuatro impuestos provinciales: Ingresos brutos, sello, automotor e inmobiliario.

El impuesto sobre los Ingresos Brutos recaudó $213.473.051 en agosto y anotó así un incremento del 36% con relación a igual mes del año pasado.

A su vez, el impuesto automotor obtuvo una recaudación de $22.223.330 . Esto determinó un aumento del 67% interanual.

En tanto, por el impuesto al sello, el Estado riojano percibió en el octavo mes del año $31.178.865, registrando así un aumento interanual del 45%.

Por último, el impuesto inmobiliario le aportó a la Provincia $3.171.515 durante agosto, logrando una suba del 40% con relación al mismo mes del año pasado.




Comentarios