Esto implicará una redistribución de los Centros Prestacionales Sanitarios para aquellos afiliados que se atendían en los hospitales Vera Barros y de Clínicas.


Con motivo de organizar la atención sanitaria y proteger a los grupos de riesgo ante la pandemia, la titular de la delegación local del Programa de Atención Médica Integral (PAMI), Prof. Griselda Herrera, confirmó la firma de un Convenio con las instituciones de salud privadas Mercado Luna, Sanatorio Rioja e INCOR.

“Como obra social nacional, mantenemos Convenios tanto con el Hospital Vera Barros como con el Hospital de Clínicas. A partir de ahora, nuestros afiliados que tenían asignados estos dos nosocomios, serán reasignados a otros Centros Prestacionales Sanitarios”, explicó.

Este nuevo panorama implica que, los afiliados que ya tenían sus prestaciones en alguna clínica, no sufrirán ninguna modificación. Mientras que, aquellos beneficiarios que tenían asignados los hospitales para su atención médica, deberán elegir otro lugar, pudiendo elegir entre la Clínica Privada Mercado Luna, el Sanatorio Rioja o el INCOR, que es la nueva incorporación.

Por otra parte, la funcionaria informó que, en el día de ayer, se realizó la compulsa de precios para adquirir los nuevos módulos alimentarios, correspondientes al mes de febrero. La Unidad de Gestión Local Riojana, convocó a todos los representantes de los centros de jubilados de la capital y comercios locales. En los próximos días, el área de pro bienestar definirá, luego de un análisis y comparación, los nuevos productos que se incluirán en los módulos.

Consideramos que la semana que viene este proceso va a estar culminado y comenzaremos a adquirir los productos. La metodología de entrega va respetar las disposiciones sanitarias de la provincia para no tener que alterar absolutamente nada”, concluyó Herrera.




Comentarios