Las textiles no pueden salir del pozo y esta semana se definirán decenas de acuerdos entre operarios despedidos y los empresarios. Los comercios no se quedan atrás.


La semana pasada en la Secretaría de Trabajo (organismo estatal que hace de mediador en estos conflictos) desfilan diariamente trabajadores que quedaron en la calle, empresarios, delegados y gremialistas. Durante estos dias, por ejemplo, se terminará se acordar el monto y la forma en la que se les pagarán las indemnizaciones a los 125 despedidos de la fábrica textil Hilados I.

Mientras tanto, los empleados cesanteados de la firma Ritex continúan reclamando por el pago en una cuota, siguen firmes tras el desalojo solicitado por los empresarios el jueves de la semana pasada. En este caso, hay duros cuestionamientos a dirigentes del oficialismo, de la oposición y no escatiman en improperios a los referentes de AOT (Asociación Obrera Textil) a quienes calificaron de “cómplices” en esta sangría de despidos.

Es más, los propios operarios reconocen que “en los próximos días se producirán 30 retiros voluntarios” y agregaron que “habrá más gente en la calle hasta llegar a los 110“.

Lartex y Ricotex que ocupan 930 personas, pretendían abonar el aguinaldo en tres cuotas y modificar algunos turnos de trabajo. Mirian Espinosa, titular de la Secretaria de Trabajo manifestó que en el seno de estas fábricas “expresan que se podría despedir a 30 personas, si los trabajadores cambian de turno de trabajo, sabemos que tiene diferentes horarios, pero iba a ser puesto en consideración por parte de las autoridades del sindicato (AOT y SETIA) y hacer las asambleas pertinentes, se pasó a un cuarto intermedio para el miércoles 27, y ver cuales son las novedades que traen las autoridades sindicales”.

A esto se le agregan 11 familias que quedaron sin el sustento ya que el viernes se realizaron los acuerdos de una finca que ha cerrado su explotación y se abonó el 100 por ciento de indemnización.




Comentarios