Los tres niños continuaban internados en terapia intermedia "con pronóstico reservado", bajo tratamiento "de diálisis y transfusiones de sangre".


Tres niños, dos de la localidad bonaerense de Tandil y el otro de Azul, permanecían internados en grave estado estado reservado en Mar del Plata, afectados durante las últimas dos semanas por casos de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH).

Se trata una nena 2 años y 4 meses y su hermano de 3 años y 10 meses, oriundos de la localidad de Tandil, y de otro niña de un año y medio, proveniente del partido bonaerense de Azul, quienes fueron derivados al Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil marplatense.

Fuentes de ese centro de salud informaron a la agencia oficial de noticias Télam que los tres niños continuaban internados en terapia intermedia “con pronóstico reservado“, bajo tratamiento “de diálisis y transfusiones de sangre”, habituales para este tipo de cuadros.

El Síndrome Urémico Hemolítico afecta la sangre, los vasos sanguíneos pequeños y los riñones (web).

En el caso de los dos hermanos, ambos habían sido hospitalizados con pocos días de diferencia en las últimas dos semanas en el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas tandilense, y debieron ser trasladados hacía Mar del Plata el viernes último.

La directora de ese hospital, Manuela Beazley, dijo al diario Eco de Tandil, que ambos menores “habían comido hamburguesas”, y que “puede ser que no estuvieran bien cocidas”.

En cuanto a la menor de un año y medio, también debió ser derivada al hospital especializado de Mar del Plata el viernes, por complicaciones durante una internación en un centro de salud de Azul.

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) afecta la sangre, los vasos sanguíneos pequeños y los riñones. Se contrae, en la mayoría de los casos, por el consumo de carne mal cocida portadora de una bacteria, la Escherichia Coli productora de toxina Shiga (STEC).

Afecta, sobre todo, a los niños de entre 6 meses y 5 años, y provoca insuficiencia renal, anemia y alteraciones neurológicas.

Si bien la carne vacuna resulta la principal fuente de contagio, el consumo de lácteos y jugos de fruta no pasteurizados o de verduras y agua contaminada (que hayan estado en contacto con las heces de los animales), también puede desencadenar la enfermedad.




Comentarios