El ministro de salud bonaerense confirmó que se mantendrá el actual esquema y razonó que si se mantienen los niveles de contagio los turistas se inclinarán por otros destinos.


El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, confirmó que se mantendrá el actual esquema y General Pueyrredón seguirá en fase 3 de cuarentena, pero con algunas modificaciones. El comunicado lo brindó después de que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires anunciara su intención de flexibilizar actividades durante las próximas semanas.

Con el objetivo de transitar un camino hacia “la nueva normalidad” que implicaría la apertura de distintas actividades en los próximos 15 o 20 días, el titular de la cartera sanitaria explicó que se dará alguna habilitación puntual en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Caba) y en el caso de Mar del Plata, la ciudad seguirá en fase 3 aunque adelantó que darán luz verde a alguna solicitud puntual.

Por otra parte, Gollán aseguró en diálogo con radio Brisas que desde la Provincia trabajan para lograr “la mejor temporada posible”. En este sentido, aconsejó no insistir con los pedidos de flexibilización porque “no son una buena carta de presentación”. “No es buena publicidad que previo a la temporada tengan muchos casos. La gente va a elegir otros destinos”, razonó.

“Los que piden la apertura piensen que juega en contra de una mejor temporada. Si se hace un buen trabajo podemos abrir un poco más y pensar en una buena temporada”, añadió a la vez que garantizó que la administración provincial trabaja en una serie de estrategias de cara a la temporada estival.

Bajo este análisis, el ministro de Salud indicó que Mar del Plata “tiene que bajar la circulación drásticamente” y ratificó que la situación epidemiológica del distrito es similar a la de un municipio del Amba. “Estamos preocupados por la cantidad de casos y la circulación comunitaria que tiene”, reconoció.

Gollán confió que General Pueyrredon “no está en una situación de colapso” y precisó que el 68% de las camas de cuidados intensivos están ocupadas en el territorio bonaerense.

Ante la desgastante situación que acusa el personal sanitario, el ministro bonaerense marcó que “el problema es que trabajar en pandemia es diferente a hacerlo en otro ámbito”. “Es un laburo descomunal, desgastante. Es trabajo intenso las 24 horas”, concluyó.




Comentarios