La actividad queda autorizada en Mar del Plata, con el cumplimiento de los protocolos correspondientes. No podrán trabajar más de 15 obreros en simultáneo.


Este viernes se confirmó la flexibilización de algunas actividades como la vuelta al trabajo de las obras privadas, un pedido con el que insistían sectores empresarios y sindicales en Mar del Plata.

El anuncio lo realizó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y destacó que las empresas deberán garantizar la movilidad de sus operarios y el cumplimiento de los protocolos correspondientes, que todavía no fueron informados.


En el decreto que será publicado en las próximas horas se permitirán las obras privadas en la fase 3 del sistema provincial y, de esa forma, descomprimir los reclamos de un sector que en Mar del Plata, incluso habían comenzado a trabajar sin habilitación. A modo de adelanto, explicó que se permitirán obras pequeñas con protocolos estrictos y limitaciones, y obras de mayores proporciones que necesiten retomar los trabajos por razones de fuerza mayor.

A lo largo de la última semana, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) llevaba adelante en Mar del Plata una “huelga a la japonesa” para reanudar las labores en las obras privadas pese a no tener la habilitación del Gobierno, lo cual generó un fuerte repudio por parte de otros sectores empresarios y sindicales.

Fue el único anuncio para la ciudad, por lo que otros rubros que pidieron reanudar sus actividades, como gastronomía y gimnasios, seguirán cerrados.

La obra privada estaba paralizada en Mar del Plata desde que retrocedió a Fase 3, el pasado 29 de agosto.




Comentarios