Un hombre que estaba en Hospital Interzonal desde el fin de semana se tiró por una ventana y cayó en el techo del auto de una médica. Se reincorporó y caminó hasta su casa estando herido.


Un hombre de 43 que estaba internado en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) se escapó del nosocomio arrojándose por una ventana del primer piso. El paciente que se encontraba hospitalizado desde el fin de semana por las consecuencias de una golpiza logró fugarse tras caer sobre el techo del auto de una médica que trabaja en el lugar.

A pesar de tener heridas previas y los traumatismos que volvió a sufrir por la caída, pudo ponerse de pie y caminar hasta su casa, donde lo recibió su familia y por el estado en el que se encontraba, decidieron volver a internarlo. Aunque, al igual que los trabajadores de la salud, estaban igual de sorprendidos por lo insólito de la situación.

La primera internación había sido el sábado cuando ingresó a la guardia del nosocomio tras sufrir una golpiza durante el robo de su camioneta. La investigación por ese hecho está en manos del personal de la policía decimosexta.




Comentarios