Isabel, de 54 años, sufría hostigamiento y golpes de su pareja y hasta de sus hijos. Decidió abandonar su casa y huir a su San Juan natal.


Isabel Brizuela, la mujer de 54 años que era buscada en Mendoza y creían que estaba desaparecida, dio un giro en el mediodía de la jornada de martes: nunca estuvo perdida, sino que huyó de los maltratos que sufría en su propia familia y se encuentra resguardada en una dependencia estatal de San Juan.

De acuerdo a lo que informaron fuentes oficiales a Diario de Cuyo, Isabel arribó a la provincia hace 11 días y buscó contención del Estado producto de, según ella misma, los constantes maltratos familiares tanto de su pareja como de sus hijos (aparentemente golpes y hostigamiento verbal).

La señora fue asistida por especialistas y se encuentra en buen estado de salud, “perfectamente ubicada en tiempo y espacio”, detallaron.

Desde la Subdirección de la Mujer de San Juan le brindaron toda la contención para que regrese su hogar, aunque se respetará la decisión de Isabel si no quiere regresar a su casa.


En esta nota:

Mendoza Maltrato Otras



Comentarios