Aseguran que Gómez comprende el lenguaje de señas y puede enfrentar el juicio.


La defensa dijo que el jardinero Gómez no puede comprender lo que ocurre en el debate y por lo tanto no puede ser juzgado.

Tras evaluar las tres pericias psicológicas realizadas a Gómez, el tribunal que preside el debate del caso Próvolo determinó que el imputado es apto para enfrentar un juicio.

Esta mañana, la doctora María Patricia Gorra amplió ante los jueces el informe que realizó para la UNCuyo y allí afirmó que Gómez comprende el “lenguaje de señas argentino” (LSA) porque lo conoce. Por lo tanto puede comprender lo que se trasmite por esa vía. Además, sostuvo, que conoce métodos alternativos de comunicación. Así las cosas, determinó Gorra, que está en condiciones de enfrentar un juicio oral y púbico.

Aquí se puede observar a Gómez con una campera negra, en medio de los otros dos acusados: Nicola Corradi y Horacio Corbacho.

Tras deliberar por espacio de una hora el tribunal consideró que el jardinero está en condiciones de enfrentar un debate y, por lo tanto, dio paso a las testimoniales.

Ahora, el juicio se encamina a una larga etapa donde se escucharán las versiones que las 11 víctimas realizaron en cámara Gesell y donde cuentan los presuntos abusos a los que habrían sido sometidos por los tres imputados, Gómez y los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho.




Comentarios