El personal de la Policía de Tránsito de Mendoza se percató de la situación por su imprudente comportamiento al volante.


El viernes, la Policía de Tránsito de la Ciudad de Mendoza detuvo a un hombre de 66 años que manejaba en estado de ebriedad. Los efectivos se percataron de la situación por su imprudente comportamiento.

Fue cerca de las 21, en la intersección de las calles Costanera y Buenos Aires de Ciudad, que detuvieron a un sujeto que circulaba en un VW Gol Trend y realizaba maniobras peligrosas.

El hombre fue sometido al control de alcoholemia con el que pudieron constatar que estaba ebrio. El test lanzó que tenía 1,4 grados de alcohol en sangre y superaba ampliamente el 0,5 permitido.

Control de alcoholemia.

El personal de la Municipalidad de Capital elaboró un acta vial y le retuvieron el vehículo





Comentarios