Esta cifra representa casi el doble de lo que era en 2017. Los factores que influyen en que niños y niñas se animen a denunciar.


En Mendoza se realizan aproximadamente 12 denuncias de abuso sexual infantil por día, esta cifra representa el doble de lo que era en el 2017. “Han aumentado ostensiblemente”, dijo Francisco Izura, del equipo de abordaje de abuso sexual de la Justicia. 

Según Izura, hay diferentes motivos que hacen que aumenten las denuncias, que el tema tenga mayor visibilidad es una. “Existe a nivel social una especie de contagio. Los chicos ven en la tele algunas denuncias mediáticas y toman el valor para poder exponer lo que han estado sufriendo“, explicó a Diario Uno

“Nosotros trabajamos con lo que nos llega desde las distintas fiscalías para abordar a cada familia. Debido al incremento de denuncias, hemos tenido que comenzar a dar turnos diferidos priorizando aquellos de mayor gravedad. Además se ha empezado a trabajar en doble turno“, apuntó el funcionario.

Quienes realizan las exposiciones ante la Justicia cuando se trata de niños más pequeños son los padres o los maestros. “Generalmente son las madres o alguna persona allegada a los chicos”, señaló.

Mirá también: Cómo descubrieron 4 abusos sexuales gracias a la ESI

ESI: la importancia de la educación sexual en la escuela

​El Programa Nacional de Educación Sexual Integral, Ley 26.150, fue promulgado en 2006 y establece que “todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal”. A 13 años de su sanción, sin embargo, su aplicación es parcial y está en marcha una reforma de la ley.

Según la Unesco (click aquí para leer el informe completo), es importante la ESI porque proporciona información al menor que puede servirle para protegerse o denunciar un abuso sexual. Para eso, la sexualidad no tiene que ser un tabú.

La manera de fortalecer a los niños, niñas y adolescentes es creando espacios de diálogo, confianza y aprendizaje. De esta manera, ellos tienen herramientas para cuidarse, saber cuáles son sus deseos, cómo intervenir cuando algo no les gusta o les genera incomodidad y cómo pedir ayuda en el caso que no pudieran resolver algo por sí mismos.

Mirá también: Se detectaron mas de 350 casos de abuso a partir de la ESI en escuelas santafesinas




Comentarios