Está en la calle San Juan al 1317. Los nuevos formatos tecnológico para leer y las fotocopias fueron los factores que influyeron en la decisión.


La histórica librería Simoncini y Gómez, ubicada en la calle San Juan al 1317, en el microcentro mendocino, cierra sus puertas. Su actual administrador, Mariano Rossignoli (75), explicó que el principal motivo por el que toma la decisión es la caída de las ventas.

Hace 61 años nació esta librería que en sus mejores épocas llegó a tener 7 empleados, pero en la actualidad solo uno trabaja con Rossignoli. El dueño explicó que el hecho de fotocopiar libros fue el principal problema en la caída de las ventas. También afectó la proliferación de formatos tecnológicos. “Los chicos prefieren leer por el celular y ya no compran libros”, dijo Rossignoli.

Admitió que la crisis ha influido en la merma de ventas, pero que ya ha superado otras crisis de la Argentina, los principales factores son la tecnología y las fotocopias.

El dueño de la librería planea cerrar en los próximos meses, por eso tiene ofertas que llaman la atención. Hay libros a $50. “Liquido todo lo de hace tiempo, sea de la materia que sea hasta que se termine”, señaló en una entrevista que le hizo Federico Fayad y que publicó diario Los Andes.

Foto: José Gutiérrez/ Los Andes. 




Comentarios