La menor fue trasladada al hospital Lagomaggiore de Mendoza con signos que alarmaron a los profesionales.


El martes, alrededor de las 23, una pequeña de un año y ocho meses llegó al hospital Lagomaggiore de Mendoza con sus padres, sin signos vitales y en el nosocomio constataron el deceso. Al ser examinada por la médica de guardia, la profesional encontró indicios de un posible abuso sexual y aprehendieron a sus padres.

Tras la revisión médica, la pequeña quedó en manos de los forenses quienes descartaron el abuso al revisar el cuerpo. Y finalmente los padres recuperaron la libertad luego de brindar sus testimonios.

“Las lesiones encontradas corresponden a una dermatitis posiblemente ocasionada por una mala higienización de la zona vaginal y anal”, indicaron fuentes oficiales. Y, al parecer, habría fallecido por causas naturales.

Así, quedó descartado que la niña haya sufrido violencia intrafamiliar, pero la causa quedó caratulada como averiguación de causales de muerte. El fiscal Gustavo Pirrello, de Homicidios, tiene a cargo la causa.




Comentarios