Gonzalo Heras es de Las Catitas, salió escolta de la Bandera Nacional y será uno de los egresados más jóvenes de la Facultad de Ciencias Médicas.


Gonzalo Heras tiene 22 años y sus logros académicos enorgullecen al pueblo que lo vio crecer. El joven, oriundo de Las Catitas -localidad de Santa Rosa-, estudia Medicina en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y por su buen promedio se convirtió en el primer escolta de la Bandera Nacional de su facultad.

El joven dejó la casa de sus padres para perseguir sus sueños y se mudó a la Ciudad de Mendoza. Una vez que egresó del colegio secundario Francisco Croce, se instaló cerca de la universidad para poder estudiar la carrera que eligió cuando era tan solo un niño. 

Actualmente cursa el 5° año en la Facultad de Ciencias Médicas y está próximo a culminar una etapa trascendental en su vida. Además, un dato no menor, es que Gonzalo será uno de los egresados más jóvenes de esa unidad académica de la UNCuyo. 

Decidí estudiar medicina desde que era muy chiquito y, si bien no sabía nada de lo que significaba la carrera, sentía que tenía que estudiar esto”, relató el joven en una entrevista con Diario Diez.

Gonzalo Heras junto a sus compañeros de la facultad.

Pero esta decisión no fue nada fácil para él, porque antes de arrancar con el preuniversitario tuvo que decidirse entre Odontología, Medicina y Farmacia, tres carreras afines que le gustaban, según explicó. 

“Mi familia me ayudó para poder orientarme y fue así que decidí comenzar la carrera de medicina”, dijo Heras. Es que no caben dudas de que el apoyo de sus padres, Leticia Brandi y Guillermo Heras, fue clave para transitar esta etapa. 

Entre los mejores promedios

El​ pasado 17 de junio, Gonzalo Matías Heras se convirtió en el primer escolta de la Bandera Nacional de la Facultad de Ciencias Médicas del ciclo lectivo 2020, con un promedio de 9,21. 

Para mí es un orgullo muy grande, es una gran responsabilidad portar la bandera de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad. Significa responsabilidad y dedicación. Es haber dejado muchas cosas para dedicarme plenamente al estudio. Todo el esfuerzo que uno hace tiene su recompensa”, expresó con emoción el joven al medio de Santa Rosa.

Mis viejos se emocionaron muchísimo, lloraban. Era algo que se esperaban, eso habla de la confianza que tenían en mí, me conocen muy bien y estaban verdaderamente felices”, comentó. 

Y agregó: “Ellos han significado todo en este trayecto de aprendizaje, estuvieron a la par siempre al igual que mis hermanos Germán y Santiago”.

La familia de Gonzalo, su pilar.

Se proyecta como futuro profesional

El joven es muy dedicado al estudio y, desde que ingresó a la universidad, su carrera siempre tuvo en un lugar muy importante, sin descuidar a su familia y afectos.

Al estudio hay que dedicarle tiempo, pero también hay que disfrutar y compartir momentos con la familia y los amigos, el acompañamiento es muy importante para llegar a cumplir con los objetivos propuestos”, comentó.

Gonzalo ya piensa en su futuro y, si bien es pronto para hablar de especializaciones, afirmó que le atrae la hematología y cardiología.

“Una vez que me reciba, sé que no será el fin, sino el inicio de muchas otras cosas. Primero me gustaría hacer una especialización, perfeccionarme y formarme bien en el campo que me gusta, adquirir amplios conocimientos. Luego de un tiempo, ya cuando esté instalado en mi profesión, me gustaría regresar al pueblo y atender a la gente de Santa Rosa“, indicó el futuro profesional.




Comentarios