Muchos programaron su día en la montaña sin las reservas y los controles policiales los obligaron a regresar a sus hogares, por no estar autorizados. Malestar en las filas.


Si bien el turismo interno está autorizado, cientos de mendocinos, que programaron su día en Potrerillos o Cacheuta sin reserva previa, los controles policiales no los dejaron pasar y los obligaron a regresar a sus hogares por no estar autorizados.

Este jueves, cerca de 2.500 vehículos transitaron por la zona de Luján de Cuyo, pero hubo malestar y confusión en las largas filas ya que tuvieron importantes demoras cuando, muchos de ellos, fueron notificados que no podían seguir su viaje. 

“Este fin de semana lo tenemos diagramado y la gente que no tenga reserva no podrá subir a Potrerillos ni Cacheuta. En la semana, seguramente la postura será de flexibilización, pero por este fin de semana está terminantemente prohibido”, remarcó el intendente de Luján de Cuyo, Sebastián Bragagnolo, quien se enfocó en adelantar que que la medida “se endurecerá para el Día del Amigo, donde nuevamente se autorizará a visitar la zona con reserva”.

Controles

El megaoperativo elaborado por Luján de Cuyo involucrará a aproximadamente 150 efectores, provenientes de diferentes dependencias municipales y provinciales.

El mismo consiste en: colocación de 20 puestos de control y 10 tótems de desinfección distribuidos en las zonas aludidas;  circulación permanente de vehículos de desinfección; disposición de 5 efectores con mochilas fumigadoras recorriendo todos los sectores permitidos para turismo interno; entrega de folletería informativa en las vías de acceso colocación de pantallas en las principales rutas que exhibirán detalladamente los permisos y prohibiciones que tendrán los visitantes, y el montaje del Centro COVID-19 móvil, ubicado en avenida Los Cóndores.




Comentarios