Dos sujetos violaron el aislamiento, intentaron escapar del control policial y montaron una escena de película.


Una espectacular persecución por un automovilista que se negó a detenerse en un control policial causó choques, disparos y hasta un corte de luz en Guaymallén. Fue una huida de película, según el relato de los hechos. 

Personal de la Unidad de Acción Preventiva (UAP) realizaba un patrullaje por calles de San José, alrededor de las 3.15 de la madrugada de este viernes, cuando vieron en un semáforo a un Honda Civic gris con dos personas en su interior. 

El Honda en el que se trasladaban.

Los efectivos intentaron identificar a los ocupantes del vehículo pero los sujetos chocaron al móvil policial y, en una extraña maniobra, impactaron contra un poste de tendido eléctrico y dejaron a los vecinos sin luz. Luego, huyeron a toda velocidad por Mitre. 

El frente que destruyeron.

Pero, al llegar a calle Toso, el conductor perdió el control del auto, se subió a una vereda e impactó contra el frente de un taller mecánico y, al hacer marcha atrás, volvió a chocar contra el costado derecho del patrullero y luego con la puerta trasera izquierda de otro móvil que se sumó a la persecución.

Para intentar detenerlos, los uniformados dispararon y reventaron un neumático del Civic, pero no bastó para detenerlos.

Así quedó la vereda.

El conductor del vehículo continuó con su plan de escape y siguió por la vereda hacia el oeste, tomó Las Heras en contramano hasta Pedro Molina, continuó al oeste y dobló por Matienzo hacia el sur.

Finalmente cuando llegó a Aristóbulo de Valle y Francisco de la Reta fue interceptado por los policías. Sin embargo solo lograron detener a un hombre de 32 años, porque su acompañante se lanzó del vehículo durante la fuga. 

El detenido será imputado por resistencia a la autoridad, daño agravado e infracción al artículo 205 del Código Penal (violación de la cuarentena).




Comentarios