Prefectura Naval Argentina y Defensa Civil realizó el embarco de las personas en tres catamaranes.


El derrumbe y la nieve que azota a Villa La Angostura provocó que 800 turistas tuvieran que ser rescatados y trasladados en catamaranes hacia Bariloche. Equipos viales trabajaron toda la noche en el despeje del Camino de los Siete Lagos, bloqueado por el desmoronamiento de parte de un cerro en el kilómetro 2095 de la ruta nacional 40.

Personal de Prefectura y de Defensa Civil realizó un operativo para rescatar a los turistas que se encontraban varados. Estas personas habían viajado por Tierra a Villa La Angostura en diferentes excursiones pero no pudieron regresar por la misma vía, ya que el camino quedó inhabilitado tras el desprendimiento a la altura de kilómetro 294.

Las autoridades oficiales informaron por medio de un comunicado que se difundió este martes por la noche que: “Prefectura Naval Argentina y Defensa Civil realizaron el embarco de las personas en tres Catamaranes”.

Cabe destacar que Villa La Angostura quedó aislada desde las primeras horas de la tarde de este martes en su conexión terrestre, como consecuencia del derrumbe de un gran bloque de el cerro sobre la ruta, a la altura de la península Huemul.

Prefectura y Defensa Civil realizaron un operativo y trasladaron a los varados hacia Bariloche.

Según informaron a la agencia Télam, el cierre de la ruta se mantendrá hasta este miércoles, cuando se evalúe el impacto de los desprendimientos y los pasos a seguir para restablecer la circulación en el tramo afectado que une Bariloche con Villa la Angostura.

La ruta nacional 23, que conduce al paso internacional Samoré, también está inhabilitada por acumulación de nieve. Mientras tanto, la ruta nacional 23 entre Bariloche hasta Las Grutas (en la costa atlántica) fue habilitada para que los automovilistas circulen con precaución y con uso obligatorio de cadenas en la zona cordillerana.

El gobierno nacional, a través del Sistema Nacional para la Gestión Integral de Riesgo (Sinagir), amplió los operativos de emergencia para asistir, con despliegue de medios y fuerzas federales, a pobladores y turistas afectados por las fuertes nevadas que cayeron el último fin de semana en Río Negro y Neuquén.

Todas las acciones para atender la emergencia son coordinadas por el Sinagir, a cargo de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, en articulación con las distintas fuerzas provinciales y municipales.

En Río Negro, efectivos de Gendarmería y brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) brindan asistencia y aprovisionamiento a familias ubicadas en zonas rurales de difícil acceso. Además, guardaparques realizan trabajos de despeje y apeo de ramas caídas en los caminos al cerro Tronador y a la cascada Los Alerces, cuyos accesos siguen inhabilitados.




Comentarios