Autoridades del gobierno neuquino expresaron que China también se mostró interesada en peras, manzanas y vinos de la región.


Se concretó la sexta misión inversa de empresas chinas en el Alto Valle con ocho importadores de fruta interesados en las cerezas argentinas. De este modo, empresarios asiáticos volvieron a demostrar su interés en productos nacionales tras un acuerdo comercial alcanzado entre la Argentina y China a fines de 2018.

Exportación de cerezas de Río Negro y Neuquén. Gentileza: InfoCampo.

Neuquén posee en la actualidad unas 300 hectáreas plantadas, y exporta por año alrededor de 900 toneladas de cerezas.

El coordinador del Programa de Frutas Finas del Centro Pyme-Adeneu y gerente ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Capci), Aníbal Caminiti, comentó que “luego de la apertura del mercado chino es incesante la demanda de compradores del país asiático“. 

A fines de 2018, y en el marco del G20, se firmó el protocolo sanitario para la exportación de cerezas argentinas por primera vez a China, un acuerdo que significa una importante oportunidad para empresas agrupadas en Capci, que se encuentran ubicadas en Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Mendoza.

Las misiones comerciales son coordinadas en conjunto por la embajada argentina en China, Cancillería, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, Capci y el Centro Pyme-Adeneu, organismo dependiente del Ministerio de Producción e Industria de Neuquén.

Desde el gobierno neuquino informaron que, luego de su visita a establecimientos de Río Negro y Neuquén, los empresarios chinos también mostró interés en las peras, manzanas y vinos de la región.




Comentarios