Está detenido desde el 27 de junio de 2016 en el penal federal de Esquel.


El juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva, dispuso este miércoles que el juicio de extradición contra el líder mapuche Facundo Jones Huala, requerido por la justicia de Chile, se hará el miércoles 28 de febrero, desde las 8.30, en el gimnasio municipal 3 de esta ciudad, informaron a la agencia Télam fuentes de la causa.

Jones Huala es el lonko (jefe) de la comunidad mapuche Resistencia Cushamen (Chubut), y está detenido desde el 27 de junio de 2016 en el penal federal de Esquel, por orden del mismo Villanueva, en función de un pedido de captura de la justicia chilena por un incendio de 2013 en el campo Pisú Pisué, en la Región de la Araucanía, cercano a Temuco, a la altura de la ciudad de Neuquén, en la Argentina.

Junto al líder argentino fueron detenidos cinco mapuches de Chile, todos acusados por el mismo incendio intencional, pero fueron desprocesados y excarcelados por falta de pruebas.

Jones Huala tenía prisión domiciliaria en Chile a la espera del juicio, pero se fugó y volvió a la Argentina, donde fue detenido por primera vez en 2016. En octubre de ese año, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, encabezó el primer juicio de extradición en su contra, pero lo anuló por torturas a un testigo en la detención del lonko, y lo liberó.

Sin embargo, el pedido de captura siguió vigente para Interpol, por lo que Villanueva ordenó detenerlo nuevamente. La defensa de Jones Huala apeló ese nuevo encarcelamiento y en agosto del año pasado la Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso y ordenó un nuevo juicio de extradición.

Sonia Ivanoff, abogada del acusado, dijo a a agencia que la detención “fue anticonstitucional” y que “se trata de un juicio político, no jurídico”, al recordar que Villanueva rechazó 55 de las 72 medidas de prueba planteadas por la defensa.




Comentarios