Maximiliano Benito comentó que fueron días difíciles para él y su familia por los repudios que recibió.


Uno de los casos que tomó relevancia durante la semana pasada tuvo que ver la expulsión de un jugador que metió un gol y lo celebró mostrando una bandera de las Islas Malvinas en homenaje a los caídos de dicha guerra.

El árbitro que tomó esa determinación se llama Maximiliano Benito, que  le mostró tarjeta roja a Roberto Muñoz y cuenta cómo fueron sus días tras esta determinación que rápidamente se hizo viral.

“Las sensaciones son amargas, mas que nada por mi familia que son ellos los que les afectó por las cosas que se decían, los mensajes en Facebook, Instagram que me llegaban a cada rato insultándome, uno sabe que está expuesto a este tipo de cosas y lo toma de otra manera. Con respecto a las repercusiones, no pensé que tomara tanto vuelo”, comentó.

Luego, explica reglamentariamente su decisión. “Yo lo encuadro en el “festejo desmedido”, cuando veo al jugador con la bandera no distingo las insignias de las Malvinas Argentinas, y por eso lo tomo como un festejo desmedido al emplear una bandera en el festejo”, detalló.

Benito reveló que cuando se enteró, llamó a Muñoz para pedirle disculpas. “La charla se dio por teléfono, lo llame y me atendió muy cordialmente. Fue una charla linda, donde le expresé mis disculpas por no haber podido observar la bandera con las Islas Malvinas. El jugador aceptó las disculpas, me pareció lo más correcto, ya que si uno comete una equivocación lo mejor es pedir disculpas y hacerse cargo”, indicó.

Finalmente, al jugador le quitaron la tarjeta amarilla y el árbitro comentó que sintió alivio porque se había tratado de un error. “Por el contexto que se dio el partido y como les decia antes, tal vez si lo veía con la bandera y advertía lo de las islas, no lo amonestaba. Eso se los puedo asegurar”, culminó en declaraciones a LM Neuquén.





Comentarios