Es jubilada, cobra la mínima y le exigen pagar más de 30 mil pesos. 


María Luisa Hidalgo tiene 79 años y vive en el Barrio Los Canales de Plottier. Desde el 2015 que sus ingresos no le permiten pagar la tasa de retributivo porque asegura que apenas le alcanza para comer. Hace poco se enteró de la judicialización de la deuda por lo que teme perder su casa. 

Una abuela podría perder su casa por no pagar los impuestos municipales.

Una abuela podría perder su casa por no pagar los impuestos municipales.

Hoy la deuda asciende a 840 pesos mensuales pero Maria Luisa es jubilada y cobra la mínima por lo que no pude hacer frente al pago del impuesto. En 2017 recibió una intimación de pago, un embargo y una citación de remate por juicio. 

Por aquel entonces la abuela debía pagar 16.934 pesos más los intereses que ascendían a la suma de 14.297 pesos. Hidalgo, en declaraciones a Imneuquén relató que se dirigió hasta el municipio para pedir que vuelvan a eximirla del pago de la deuda. Sin embargo, desde la comuna le piden que realice nuevamente los certificados de discapacidad en el Incucai. 

Tengo dos hijos pero ellos tienen sus familias y no los quiero molestar porque también a penas les alcanza para comer. Necesito ayuda“, expresó María Luisa quién además sostuvo que los estudios que le exigen son de alta complejidad y no pude pagarlos. 





Comentarios