Se trata de un trabajador de una Cooperativa de Electricidad de Bariloche que se encontraba realizando tareas de mantenimiento. 


Esta semana la justicia de Neuquén falló a favor de un operario que cayó en 2012 de un poste de luz mientras se encontraba trabajando. Como compensación a las lesiones el trabajador recibirá más de un millón de pesos. 

PODER JUDICIAL

La cámara laboral primera de Bariloche condenó a la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART)  y a la Cooperativa de Electricidad de Bariloche (CEB) a pagar una abultada suma de dinero al trabajador que se cayó de un poste que estaba en mal estado. 

El hecho ocurrió en agosto del 2012 cuando un empleado realizaba sus habituales tareas, en este caso desconectar el tendido eléctrico del mismo para llevarlo a otro sitio en un barrio del Sur de Bariloche. 

Mientras estaba arriba, el poste se quebró en la base y el hombre cayó varios metros de altura. En un centro médico privado se determinó que el trabajador sufro una severa fractura del extremo proximal de tibia izquierda, condilo de fémur y de la estructura de la rodilla izquierda con destrucción de 16 centímetros de hueso y aplastamiento de la vértebra lumbar.  

La víctima necesitó cirugías de alta complejidad en su sistema óseo y traslados en avión al sanatorio de la ciudad de Buenos Aires donde fue asistido. Además, la Comisión Médica de Córdoba, donde también fue atendido, diagnostico en principio el 67, 51% de incapacidad Provisoria. 

La sentencia fue dictada por los jueces Juan Lagomarsino, Rubén Marigo y Marina Vererandi. Para el dictamen se solicitó que se realizaran pericias al poste y establecieron que el mismo estaba en mal estado, informaron fuentes judiciales a Imneuquén. 





Comentarios