Continúa el conflicto y no hubo acuerdo en la reunión en el ministerio de Trabajo.


Los trabajadores de agua y saneamiento de la Cooperativa Eléctrica de Oberá Limitada (CELO), nucleados en el Sindicato del Personal de Obras Sanitarias de Misiones, decidieron endurecer las medidas de fuerza, que hasta ahora consistían en un quite de colaboración, luego de que no prosperaran las negociaciones con la patronal en el ministerio de Trabajo de la provincia.

“Hay daño moral y psicológico, desde el día 24 que presentamos nuestra queja hasta la fecha no ha habido avances, el jueves teníamos una audiencia con el jefe del sector en el Ministerio de trabajo, nos presentamos nosotros, pero él no, o sea que no hay intención de diálogo. El viernes hicimos una asamblea con la casi totalidad de los trabajadores, que están preocupados porque este jefe sigue al frente, la postura es que se le aparte del cargo, ya hay una denuncia por escrito y sin embargo el Consejo de Administración lo sigue sosteniendo, por eso estamos en alerta y movilización y quite de colaboración. Vamos a reforzar la medida asistiendo a los lugares de trabajo y sin desempeñar tareas”, indicó Sergio Maidana, delegado del sector agua potable.

“Nos preocupa porque este sector es esencial y a las autoridades lo que incluye a Jorge Duarte que es vicepresidente y además sindicalista (de la CTA), porque tiene dos caras, por un lado defiende a los trabajadores y por el otro hace todo lo contrario”, apuntó molesto.

“No se entiende porque dicen las autoridades que no se les puede mover a este jefe porque tiene 30 años de trabajo y eso no es cierto, porque han cambiado Gerentes de muchos años y personas de un lado a otro, por lo tanto, una vez que nos notifiquen desde el Ministerio de Trabajo, aplicaremos nuestro derecho de accionar al no tener respuestas de la patronal, ya que no hay intención de diálogo. Aqui hay abuso, atropello, aprietes, denunciados y nada se hace”, explicó en Meridiano 55.




Comentarios