Miembros del Comité de Organización de Emergencia en Salud dieron cuenta de la situación epidemiológica de la capital provincial y de las estrategias que se están pensando frente al nuevo escenario.


Miembros del Comité de Organización de Emergencia en Salud (COES) encabezaron este mediodía una conferencia de prensa virtual a fin de informar acerca del escenario epidemiológico de la provincia, sobre todo de la ciudad de Paraná donde “el brote existe y los casos no merman”, expresó María Eva Famin, coordinadora de Planificación Ejecutiva del COES.

En tal sentido, se informó que por estas horas miembros del área de epidemiología del Ministerio de Salud provincial están reunidos  con referentes del Ministerio de Salud de la nación a fin de evaluar la situación provincial y analizar “departamento por departamento las situaciones que han desencadenado brotes de contagio”, indicó el Dr. Carlos Berbara, director de salud mental. 

Del mismo modo se informó que mañana la Ministra de Salud Sonia Velázquez va a mantener una reunión con el intendente de Paraná, Adán Bahl, con el objetivo de evaluar la información epidemiológica y analizar las medidas a tomar. Al respecto, Berbara señaló que “los números en Paraná no están siendo los que nosotros hubiésemos deseado a esta altura”. 

En relación a la situación de la capital entrerriana, el director señaló que el proceso epidemiológico que se está evaluando hoy en Paraná “tiene que ver con actitudes que hemos tenido como comunidad hace 15 o 20 días atrás. Es resultado de algunos movimientos comunales que generan mayor circulación de personas y por lo tanto mayor contacto con la posibilidad de contraer la enfermedad”.

En relación a ello, desde el COES subrayaron la necesidad de que los paranaenses limiten sus salidas a los “estrictamente necesario”. “Estamos teniendo dificultades importantes en este momento, este es el tiempo para reforzar todas las medidas de prevención”, señaló Berbara.

Transmisión por conglomerado

Tanto en Paraná, como así también en Santa Ana, se mantiene la fase de transmisión por conglomerado, ya que se tiene el nexo y el vínculo de cada persona afectada por la enfermedad. “El hecho de no perder el hilo de los contactos nos permite mantener un ejercicio sanitario de control y tratamiento de los casos”, indicó Berbara.




Comentarios