La fuerza que opera en el río Paraná realizó operativos por un total de 1,5 millones de pesos en cigarrillos que intentaban contrabandear.


Con fuerte presencia en las áreas costeras de los ríos Paraná, límite con Paraguay, y Uruguay, en el límite con Brasil, la Prefectura Naval Argentina impidió la entrada de 1.200 cartones de cigarrillos que intentaban ser ingresados de contrabando.

Eduardo Scarzello, al mando de las operaciones, incautó cuatro operativos en otros tantos procedimientos en Posadas, Eldorado, San Javier e Itatí, provincia de Corrientes. El valor del contrabando frustrado supera los $ 1.500.000.

En uno de los procedimientos, realizado en Posadas, se detuvo a un contrabandista que intentaba ingresar desde Paraguay al país por un paso no habilitado.

Su embarcación fue detectada a la altura del kilómetro 1737 del río Paraná, por efectivos a bordo del Guardacostas Toba, una de las unidades tipo “Shaldag” de la fuerza, dotada de tecnología de última generación.

Gracias a su maniobrabilidad precisa, alta velocidad y poco calado, la “Toba” logró detener al extranjero que llevaba 250 cartones de cigarrillos valuados en casi 300.000 pesos.

Por otro lado, en Eldorado, Prefectura detectó la llegada de otro cargamento de cigarrillos gracias a una investigación que la Fuerza realizaba desde hace un tiempo.

Venían vigilando la zona y se montaron puestos estratégicos de vigilancia que permitieron detectar el desembarco de varios bultos en la costa de Puerto Cura (kilómetro 1802 del río Paraná). Se trataba de 400 cartones de cigarrillos de industria paraguaya valuados en más de medio millón de pesos.

Además, en la localidad misionera de San Javier, a la altura del kilómetro 990 del río Uruguay (arroyo Alipio), efectivos de Prefectura secuestraron otros 50 cartones de cigarrillos que habían ingresado al país desde Brasil sorteando los controles aduaneros. Los productos, valuados en más de 130.000 pesos fueron dejados a disposición de la Dirección General de Aduanas.

Por último, en Itatí (Corrientes), una patrulla de la Institución que realizaba tareas de rutina interceptó un vehículo cargado con otros 500 cartones de cigarrillos valuados en más de 460.000 pesos.

En total, Prefectura secuestró 1.200 cartones de cigarrillos con un valor de mercado de casi un millón y medio de pesos.




Comentarios