El homicidio ocurrió en un barrio del sureste de Posadas. No se sabe si hubo una discusión previa. Imágenes sensibles.


Un hombre que bajó de un auto Nissan con patente paraguaya le asestó cuatro puñaladas en el tórax y abdomen a un indigente que vivía en la calle y que murió poco después desangrado en la vereda. Cuando llegó la ambulancia el hombre ya estaba muerto.

Debajo del toldo de una pollería, el cuerpo de Soza, asesinado por un paraguayo. Al parecer sin una pelea previa. (Misiones Online)

“La vida no es fácil”, grito el asesino antes de subir de nuevo al autor y huir, junto a otras dos personas, un hombre y una mujer. Antes se tomó el tiempo de recoger unos papeles y una bolsa que se le habían caído en la calzada.

Desangrado, así falleció Soza en plena calle. Era un indigente que vivía en la calle a pocos metros del ataque. (Misiones Online)

Más tarde, el presunto asesino Inocencio A. C. de nacionalidad paraguaya fue detenido por la policía cuando intentaba regresar a Encarnación. La detención se produjo en el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz.

La víctima, Daniel Alejandro Soza, agonizó y murió sobre la vereda de la Avenida Bustamante, entre Lavalle y Gómez Portiño, al sureste de Posadas. Ocurrió poco antes de las 19 de este domingo. 

Junto a Inocencio, el presunto asesino, fueron detenidas otras dos personas, un hombre y una mujer, también extranjeros aunque no se informaron sus datos personales ni su nacionalidad.

Los tes viajaban en un Nissan azul eléctrico con patente paraguaya NAS-469 identificada por testigos y perseguido por el Centro Integral de Operaciones (CIO-911) de la Policía de Misiones.

El cadáver quedó tendido en la vereda bajo el alero de un negocio de comidas. Muy cerca de allí Soza pasaba la noche y deambulaba por la zona durante el día. Nadie vio qué ocurrió antes, porque cuando los testigos llegaron quien lo apuñaló se dirigía hacia el auto y la víctima agonizaba en la vereda. 

El operativo, con apoyo de Gendarmería Nacional, fue realizado por efectivos de la Comisaría Tercera y dirigido por el jefe de la Unidad Regional I, Sergio Vivero. Intervino el juez Ricardo Balor, titular del Juzgado de Instrucción Seis de Posadas.

Fuente: Misiones Online y El Territorio.




Comentarios