Los empleados de Migraciones nucleados en ATE dicen que el control de personas sufre fallas técnicas. Amenazan con tomar medidas de fuerza.


Empleados de Migraciones nucleados en ATE denunciaron que es defectuoso, por fallas técnicas, el control de viajeros que salen del país a través del Puente Internacional “San Roque González de Santa Cruz”.

Funciona una conexión “inalámbrica provisoria” que no garantiza el control, identificación y detención de delincuentes y otras personas requeridas por la Justicia. Anuncian que tomarán medidas de fuerza en los próximos días y que el cruce de Posadas a Encarnación puede ser dificultoso para los viajeros en temporada alta.

La falla se inició a principios de noviembre hasta el lunes de esta semana. “El sector Salida del País se encuentra sin poder conectarse a los sistemas de carga de tránsitos y funciona con una ‘provisoria’ conexión inalámbrica“, señaló la junta interna de ATE Migraciones en un comunicado.   

El organismo gremial de los empleados de ATE Migraciones manifestó su “profunda preocupación y repudio al actuar de todos los jefes y coordinadores que están a cargo del paso Posadas – Encarnación”.

También informaron que no obtuvieron respuesta a sus planteos sobre este defectuoso control migratorio. “Hemos llevado adelante conversaciones con varios de los que tienen la responsabilidad en el paso y en la región y desde donde solo recibimos respuestas evasivas y poco claras“, señalaron en el mismo comunicado.

Agregaron que, por toda respuesta, les dijeron que “otros organismos deben solucionar los desperfectos, pero sin posibilidad de precisar cuándo se dará dicha solución”.

A los empleados de Migraciones les preocupa el deficiente control migratorio y, también, las demoras en el tránsito de pasajeros que se agudizaría en la próxima temporada alta de vacaciones de verano.

“Nuestros compañeros están trabajando en condiciones precarias, sin posibilidad de acceder a los servicios de consulta y esto ocasionará demoras en los tránsitos y teniendo en cuenta que se acercan los períodos de mayor cantidad de tránsitos”, dijeron.

Por eso piden a la población y a quienes usan el paso fronterizo para dirigirse de Argentina a Paraguay que “tengan paciencia y sepan que las demoras ocasionadas son ajenas a nuestros compañeros”.

ATE Migraciones destacó la calificación de los empleados del área, a quienes definen como “el primer y último filtro del país, identificando y dando los medios para detener a delincuentes y personas requeridas por la justicia”. “Al mismo tiempo, trabajan en condiciones desfavorables en todo el país”, subrayaron.

La queja gremial apunta al deterioro de las instalaciones, la falta de mantenimiento de edificios y equipos, y la situación de “los compañeros de la estación de trenes que desde que se inauguró carecen de agua potable y la que se usa es tomada en crudo desde el río (Paraná)”.

Anuncian para los próximos días, como un paso obligado por su situación, “acciones de protesta directa, asambleas o trabajo a reglamento que harán aún más difícil transitar por el puente Posadas – Encarnación”.




Comentarios