La organización ecologista argentina reunirá árboles nativos para la Selva Misionera, donde ya implantaron 300 hectáreas y 10 kilómetros de riberas de arroyos.


La Fundación Vida Silvestre Argentina propuso que, además del árbol de Navidad, las familias donen otro árbol para plantar en la selva de Misiones.

La organización ecologista señaló en su campaña que con una donación de $ 500 se puede comprar otro nuevo árbol nativo que será plantado en la selva misionera.

El yaguarete en Misiones, un ícono de la conservación de la Selva Misionera.

La Reserva de Vida Silvestre Urugua-í, en Andresito, Misiones, produce plantines de árboles nativos que son utilizados en proyectos de reforestación de la selva Misionera.

Vida Silvestre informó que lleva plantados más de 150.000 árboles en la selva, junto a productores del norte misionero. Ese aporte cubre más de 300 hectáreas y 10 kilómetros de bordes de arroyos.

Recordó que desde 1990 en la Argentina se perdieron 7,5 millones de hectáreas de bosques nativos. Cada hectárea de bosque nativo atesora 189,5 toneladas de CO2.

Finalmente, sostuvo que la selva misionera es la más importante reserva de la biodiversidad argentina, hogar de algunas de nuestras especies más icónicas como el yaguareté.

Para obtener mayor información se puede consultar en: www.vidasilvestre.org.ar.




Comentarios