La tormenta llegó a la capital misionera con fuertes ráfagas que tumbaron postes de alumbrado y árboles, sin que se hayan reportado víctimas hasta ahora.


Continúa la lluvia iniciada a media mañana en Posadas, ya cayeron 30 milímetros, y el viento tumbó varios árboles en calles céntricas y barrios de la ciudad. También cayeron postes del alumbrado público, del servicio de cable y también de transporte de energía.

En la Plaza 9 de Julio, frente a la Casa de Gobierno y a la Catedral de San José no se salvaron algunos viejos ejemplares que fueron derribados.

Las ráfagas de viento llegaron a los 59 kilómetros por hora, según el registro de la Oficina de Prevención de Riesgos ante Fenómenos Naturales (Opad).

También cayeron postes de luz afectando el sistema interconectado provincial y dejando a varias zonas de la ciudad capital sin energía eléctrica.

Continúa el alerta por “lluvias y tormentas ocasionalmente fuertes”. En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió a las 7.30 una alerta por tormentas intensas para Misiones.




Comentarios